Loto con su sola presencia me desarma, quieto y apacible me devuelve el reflejo más hermoso de mi misma. La sesión fue como agua fresca, en unos minutos ya estaba experimentando gozo en el ahora y alegría con la certeza de que todo está bien en este momento. Ligereza y valentía para ir a por mis sueños con todas las células de mi cuerpo, con toda mi pasión, mi fuerza, sin pudor…, volar!!!! En menos de una semana me llamaron para un casting, y como de la nada empezaron a surgir oportunidades donde hacia poco había miedo. Es como mirar a los ojos lo que más deseas, y con una sonrisa de oreja a oreja, ir a por ello ?